About us

Mil telas, un solo cuerpo y la siguiente frase de mi bisabuela resonando en mi cabeza: “cariño, no tienes tantas vidas para ponerte toda la ropa que tienes”; lo vi claro, ¿por qué no fabricar pañuelos dándole así una segunda vida a las telas que están en el altillo y venderlos para que otras personas puedan lucirlos? Así empezó todo. Es por ella, en su honor y por su eterna inspiración y bagaje, por lo que creo hoy la marca y la bautizo LANGAMMA, palabra que significa bisabuela en islandés.
Con la idea, en un principio, nada más de aprovechar unas telas que eran suyas, se crea LANGAMMA con el deseo de generar impacto en el mundo con un firme compromiso medioambiental y social.
Bisa me ha guiado y me guía siempre. Es por todo ello, que el nuevo proyecto LANGAMMA rinde homenaje no sólo a mi bisabuela sino a todas nuestras predecesoras que tanto nos han ayudado en nuestro desarrollo personal.